segmentacion-email-marketing

Segmentaciones para una buena campaña de email marketing

Segmentar las listas de correo electrónico lleva implícita una personalización que multiplicará las posibilidades de éxito en nuestra campaña de email marketing. Cuanto más concreto sea el grupo, más atención pondrá el receptor en el mensaje que le enviemos. Por tanto no es necesario enviar el mensaje a todos los contactos, es mejor hacerlo sólo con aquellos a los que realmente les interesará el contenido que mandemos.

La publicación “Emprendedores”* ha tenido en cuenta hasta 37 criterios diferentes para segmentar las listas de emails. Aquí recogemos algunos de ellos:

-Antigüedad de los suscriptores: recibe a los nuevos suscriptores en cuanto éstos se den de alta. El mensaje de bienvenida es clave para empezar una buena relación con él. A su vez, no te olvides de los contactos más antiguos, premiando su fidelidad con descuentos exclusivos.

-Ubicación: la geolocalización ha abierto nuevas oportunidades en el mundo del marketing, enviando invitaciones y sugerencias sobre empresas, ferias, congresos o cualquier otro evento que se encuentren dentro de su radio de acción.

-Climatología: el tiempo es un factor determinante para algunos sectores, como puede ser por ejemplo el turismo. La combinación de la ubicación con la previsión meteorológica es ideal para personalizar la oferta a enviar.

-Participación: las estadísticas que se obtienen en email marketing son útiles para evaluar el éxito de la campaña, así como para definir estrategias futuras. Por eso las tasas de apertura, de click y de conversión ayudan a conocer quiénes son los suscriptores más activos. Este segmento da pie a incluir más variedades en los envíos, dada su alta tasa de respuesta. Por otra parte, los suscriptores inactivos durante un tiempo no deben caer en el olvido. Intenta despertarlos con un correo electrónico y pregúntales si desean continuar recibiendo emails y de qué temática.

-Formulario incompleto: la lista recuerda la importancia de recuperar a los visitantes que comenzaron a inscribirse en un formulario y por cualquier distracción no lo completaron. Si uno de los primeros campos del registro es la dirección de email, ésta nos ayudará a contactar con el susodicho para preguntarle más adelante si quiere completar sus datos. La clave, como en todo registro, es ofrecerle algo a cambio.

-Nivel formativo: el nivel de estudios de una persona o la situación laboral en la que se encuentra son dos factores que pueden determinar las preferencias de una persona para recibir un tipo de contenido u otro.

Leer Más

segmentacion-listas-email-marketing

Cómo segmentar listas

Crea filtros para tus contactos y vencerás. Parafraseando un conocido dicho, queremos recordar la importancia de segmentar listas para obtener un mayor éxito en las campañas de email marketing. Si enviamos el mismo mensaje a todos nuestros contactos no llegaremos al público que realmente le interesa. Este error hace aumentar el número de emails que no se abren, se eliminan sin realizar ninguna acción o, peor aún, se clasifican como correo no deseado, lo que perjudicará nuestros próximos envíos.

La publicidad en la televisión o en las marquesinas a pie de calle es un envío sin segmentar. Estos anuncios pueden ser vistos tanto por una persona de menos de veinticinco años como por una de más de sesenta. ¿Buscan los mismos productos la una que la otra? La realidad es que no, incluso dentro de gente de la misma edad hay perfiles diferentes en función de su nivel de estudios, aficiones, lugar de residencia, etcétera.

En email marketing se trabaja con segmentaciones de listas en función de diversos criterios. Los datos básicos que necesitamos de los suscriptores son edad, sexo y ubicación. Estas tres variables nos facilitarán mucho las cosas, por lo que deben ser solicitados en los primeros formularios, por ejemplo, el de registro. Sin embargo, se pueden crear tantas listas como variables se te ocurran: ocupación, gustos personales, situación familiar, frecuencia de consulta del correo electrónico. Todos estos datos no se pueden pedir al inicio, porque si el formulario es demasiado largo la persona lo abandonará antes de completarlo. La información que te propongas obtenerse poco a poco, a medida que se consigue la confianza del suscriptor y ofreciendo algo a cambio. Puede ser dando un código de descuento para la próxima compra o puede ser la explicación de que quieres “que nos ayudes a mejorar el servicio” para lo que le pedirás invertir algunos minutos de su tiempo. En ambos casos debes hacerle entender que el mayor beneficiado es el dueño del correo electrónico y que el objetivo de recabar estos datos es mejorar la calidad del servicio, algo que en ningún caso falta a la verdad.

Otro modelo de segmentación es en función del grado de interés que muestra cada suscriptor. Su comportamiento debe ser analizado en cada campaña para afinar qué productos o servicios le interesan más y cuáles no.

En conclusión, el email marketing debe ser personalizado y la segmentación a través de listas es clave para ello, logrando un mayor éxito en las campañas.

Leer Más

webinar-estrategia-email-marketing

Cómo no pagar la novatada en vídeo email marketing

¿Eres primerizo en el uso de la estrategia de vídeo email marketing? Si estás pensando en incluir esta técnica deberás saber que el número de suscriptores podría ampliar, lo que supone mayores candidatos a efectuar compras en tu negocio, así como fidelización de clientes. Si estás dispuesto a asumir este riesgo, adelante, continúa leyendo, pero sin pagar la novatada de los que se estrenan en esto.

En primer lugar, como en el resto de envíos, hay que segmentar el tipo de público al que vamos a enviar ese primer vídeo. Ten claro si serán nuevos clientes para aumentar las suscripciones o prefieres hacerlo con tus más fieles seguidores. Lo más lógico es empezar con este último grupo. Puedes incluso crear una lista concreta que estreche las relaciones entre la empresa y el cliente. Para ello, envía en tu próximo comunicado un avance que anuncie la creación de esa lista y pide autorización para suscribirse a este grupo de email en vídeo, así evaluarás la fidelización e interés por este nuevo canal de comunicación entre los usuarios.

No es necesario que la lista de suscriptores sea muy numerosa en los comienzos. Incluso, puedes solicitar que hagan aportaciones para mejorar en los futuros envíos.

En ese primer vídeo que mandas se debe ser excesivamente largo o complejo. El mensaje debe ser sencillo y claro. El tiempo, como máximo, debe ser de un minuto. Esfuérzate por evitar que parezca una publicidad de tu empresa y céntrate en qué beneficios tiene lo que comercializas para el espectador. Incluir el testimonio de un usuario satisfecho siempre viene bien, ya que las declaraciones de un ser humano siempre son más convincentes que cualquier banner.

Al principio, puede que el vídeo email marketing se lleve a cabo con medios que estén al alcance de la mano, como es el uso de cámaras digitales caseras o la petición de las declaraciones a un cliente que se haya puesto en contacto con nosotros para felicitarnos por el producto. Por eso, se debe tener cuidado con los detalles de una buena edición, para que no se note la calidad de la cámara (que por supuesto deberá ofrecer una imagen nítida y clara), se deben evitar excesivos efectos especiales que estropeen el resultado y se puede ofrecer algún tipo de descuento a ese cliente que prestará su imagen para defender nuestro producto.

Leer Más

El email marketing no es spam

email marketing¡Ojo! No es lo mismo la actividad del email marketing, realizado por empresas serias como es el caso de Impacting, que el envío de spam o correos basura. Aún hay gente que piensa que es lo mismo, pero en seguida descubriremos por qué no se les puede poner en el mismo saco.

En primer lugar, por la autorización del dueño del correo electrónico al que llega el mensaje. En email marketing el titular de la cuenta autoriza el envío de correos de tipo comercial, mientras que spam suele utilizar técnicas de dudoso origen y las personas no han dado su consentimiento. Por eso es tan importante incluir el acuerdo de condiciones y términos que un cliente acepta cuando da su email, bien a través de formularios en papel u online, bien a través de la propia página web, bien a cambio de un beneficio puntual para captar ese cliente.

En segundo término, podemos identificar el spam sin llegar a abrir el correo electrónico, evitando así la intromisión de virus en nuestros ordenadores, móviles o tabletas. Para ello, sólo hay que fijarse en el asunto del email. La mayoría de las veces, los correos basura llevan escrito su asunto en mayúsculas, con exclamaciones, títulos tan largos que no pueden verse de manera completa o palabras en otros idiomas como “Hi Pedro!” En el email marketing el título da pie al contenido que se va a leer sin necesidad de tipografías especiales ni símbolos extraños.

Si a través del asunto no hemos detectado el engaño, el tercer aspecto a tener en cuenta es el contenido del propio email. En el spam el texto incluye publicidad, propaganda, fraudes o suplantación de identidad de alguno de tus contactos, lo que se conoce como “pishing”. Sin embargo, con el email marketing se ofrece información valiosa como pueden ser noticias de actualidad relacionadas con el sector de la empresa, consejos, recomendaciones, regalos como cupones descuentos o promociones especiales para clientes.

Por su puesto, en cuarto puesto estaría la segmentación, ya que el spam no filtra a qué destinatarios quiere enviar su mensaje, mientras que el email marketing tiene en cuenta variables como el lugar donde vive el destinatario, su edad o sus intereses personales y profesionales.

En quinta y última posición estaría la opción de dejar de recibir ese tipo de correos. El email marketing siempre ofrece a través de un link la cancelación de la suscripción, mientras que los correos basura no lo permiten.

Leer Más