newslette

El diseño de la newsletter

Las herramientas informáticas ofrecen cada vez más posibilidades tanto para la forma como para el contenido de una campaña de email marketing. Es por eso que simplificar ayuda a crear un diseño más atractivo en tu newsletter, por eso debes pensar en dos lecturas a la hora de mirar el correo: la primera, en la que se ve lo que hay por encima y una segunda en la que los suscriptores más interesados profundizarán en el contenido. Un diseño efectivo debe por tanto ofrecer una idea general en ese primer vistazo y clarificar en la segunda lectura.

 

Para ello, haz uso de títulos, subtítulos, destacados e imágenes que estructuren el boletín enviado. Puedes incluso preparar plantillas con elementos en común que luego varían en función de los contenidos que quieras comunicar.

 

El texto debe ser perfectamente legible. Por eso el tamaño de letras y las diversas tipografías juegan un papel clave. Procura además que haya una homogeneidad de estilo con respecto a la tipografía que uses en tu imagen de marca, pues es una manera de que identifiquen rápidamente quién es el emisor.

 

Si tienes presencia en web o redes sociales ten en cuenta los colores y tipografías utilizados en estos espacios de la red de redes, pues el diseño de una newsletter debe ir unido al estilo de la empresa.

 

¡Cuidado con los fondos! Si el rojo y el verde son los tonos cromáticos que te identifican, quizás no sea buena idea poner uno sobre otro. El diseño de la newsletter debe ser agradable a la vista, con una estética que no chirríe al mirar el email, para evitar perder suscriptores. Por eso, hay que prohibir los colores brillantes, fosforitos o chillones y relajar al máximo las tonalidades.

 

Además de la versión HTML que prepares, hay que incluir siempre una versión de texto en tu campaña. Se debe tener cuidado con los programas que no son de maquetación, como Word o Photoshop, ya que generan diseños de baja calidad. En caso de no saber maquetar, es mejor utilizar plantillas facilitadas por la propia plataforma de email marketing.

 

Por último, no te olvides de que el diseño responsive, es decir, aquel que además de en un ordenador puede ser leído en la tablet y el smartphone, ya que muchas newsletter se consultan desde dispositivos móviles.