asunto-efectivo

Cosas a evitar en el asunto de tu email

El asunto de un email es esa casilla que a menudo cuesta rellenar, otras veces olvidamos e incluso confundimos. Por eso hoy vamos a detallar qué frases debemos evitar en el asunto de un email para que la campaña de marketing sea realmente eficaz.

 

Que no sea genérico. Por ejemplo “boletín del mes” no despierta demasiada curiosidad. Hay que precisar un poco más hacia donde se dirige el tema del correo sin desvelar todas las sorpresas que en él se incluyen.

 

A quién se dirige. Personaliza a través del nombre del suscriptor y olvídate de fórmulas demasiado serias como Srta. Pérez. Un sencillo “Hola Elena” serán suficientes para que el email parezca dirigido directamente a la persona.

 

No repetir el emisor. Sea una persona física, sea la marca de la empresa, es repetitivo con respecto al emisario del mensaje, situado justo encima o al lado y estás desperdiciando caracteres.

 

Evita el uso de mayúsculas y prueba con los símbolos en el asunto. Las letras capitales significan gritos en el lenguaje de Internet, por eso se deben evitar las mayúsculas cuando no sean nombres propios o el inicio del asunto. En cuanto a los símbolos como las exclamaciones o los guiones se deben probar primero en qué gestores de correo se pueden ver correctamente, para que éste no sea sustituido por un signo extraño que vuelva el mensaje ilegible.

 

Pasa de los clásicos. Supera la manida frase de “Tenemos para ti…” y recurre a cosas más sorprendentes que despierten la curiosidad del suscriptor planteando situaciones como “Descubre…”, “Te traigo un vídeo nunca antes visto” o “Empieza la semana con…”.

 

Cuidado con el spam. Las palabras “gratis”, “urgente” y “sin riesgos” son algunos de los términos que, de ser incluidos en el asunto del email marketing, serán clasificadas como spam.

 

No uses la copia oculta. Si rellenas el campo CCO porque no quieres que los receptores vean otras direcciones debes tener en cuenta que el apartado “Para” llegará vacío, lo que generará desconfianza en el usuario, perdiendo esa sensación de ser único y especial que queremos generar con la personalización. Por eso, hay que usar herramientas de email marketing como las que tenemos en Impacting para realizar envíos masivos y evitar este problema.

 

Por último, no olvides evaluar las modificaciones incluidas en cada campaña para conocer qué asuntos funcionan mejor entre nuestros clientes.